viernes, 29 de agosto de 2008

El Senador Espina y la Nota Mapuche Ministro Perez Yoma

jueves 28 de agosto de 2008

Alberto Espina (RN): ''Lo que diga, haga o piense Aucán Huilcamán me tiene sin cuidado''

El parlamentario sale al paso de las acusaciones en su contra de parte de un grupo de dirigentes mapuches, entre los que se cuenta el líder del Consejo de Todas las Tierras.

A Espina le atribuyen intentar sacar provecho político de la violencia que se ha estallado en la Novena Región y de promover la violencia institucional en la zona.

Claudia Rivas A.


Alberto Espina (RN), representante en el Congreso de la Novena Región Norte, es uno de los más firmes partidarios de que se le aplique todo el rigor de la ley a quienes promueven la violencia en su zona. Debido a su postura se ha ganado la antipatía de un importante sector de dirigentes mapuches, entre los que se cuenta al líder del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán. Al punto que hace unos días, en una misiva enviada al ministro Edmundo Pérez Yoma, un grupo de ellos denunciaba “la agitación para el uso de la violencia institucional de parte del senador Alberto Espina”.
En esta entrevista, el parlamentario se defiende y no sólo insiste en que la violencia es ejercida por un grupo minoritario, sino que le resta toda importancia a las declaraciones de Huilcamán, de quien asegura que “no tiene incidencia ni liderazgo en la región”.
- ¿Qué le parece que un grupo de dirigentes mapuches entre los que se encuentra Aucán Huilcamán lo estén acusando de generar “agitación” en la Araucanía para incitar “el uso de la violencia institucional”?
Esa una declaración que sostiene un hecho absolutamente falso. Lo que yo he hecho es lo que me corresponde como senador de la Araucanía, que es salir en defensa de la inmensa mayoría de vecinos de esta región que quiere vivir en paz y tranquilidad y que ha visto su convivencia afectada por una minoría violentista que tiene una organización paramilitar y que, incluso, es dirigida –como el propio ministro del Interior lo ha señalado- por sujetos que pertenecen o pertenecían a grupos de extrema izquierda como es el Frente Manuel Rodríguez, el MIR y el grupo Lautaro.
Las declaraciones de don Aucán Huilcamán no son si no, una vez más, el camino que él siempre ha escogido, que es señalar hechos que no son verdaderos y que lo único que traen es división, odiosidad en la región. Mi deber como senador, y no me voy a dejar amedrentar en eso, es recurrir ante las autoridades de gobierno, la Fiscalía y las policías, solicitándoles que cumplan con la obligación constitucional de resguardar el orden público, dar protección a las víctimas de la violencia y capturar a quienes han liderado estos hechos que han sido cometidos con alevosía y premeditación.
Todo lo que diga Aucán Huilcamán, en esta materia, me tiene absolutamente sin cuidado y no me llama la atención, porque su conducta habitual ha sido que en vez de llamar a que los problemas que enfrenta el mundo mapuche se resuelvan de manera pacífica, él siempre toma posiciones radicalizadas.
- ¿Qué le parece que pese a los dichos del ministro Pérez Yoma el general director de Carabineros haya afirmado que esas personas son delincuentes comunes?
Hay una contradicción evidente en cómo califican a estas personas. Si el general director de Carabineros ha dicho que son delincuentes comunes, no tengo duda que lo ha hecho sobre la bese de señalar que lo que cometen son delitos que no tienen ningún tipo de motivación política, sino que más bien se trata de actos delictuales, cuya finalidad es provocar intimidación en la población. Y lo que tendrían que explicar las autoridades, porque eso corresponde en democracia, es quiénes están detrás de estos grupos, quiénes los financian, cuántos son, qué propósitos persiguen. La Araucanía no es una región en llamas, en el sentido que este conflicto no es generalizado.
- ¿Entonces cabría aplicar la ley de seguridad interior del Estado?
La calificación de los delitos le corresponde hacerla a los jueces. Lo importante es que los fiscales investiguen bien, que si estamos en presencia de delitos terroristas apliquen la Ley Antiterrorista; si hay otros en que se trate de la Ley de Seguridad Interior del Estado, la apliquen; y si es delito común, se aplique la legislación común. Lo que la gente espera de las autoridades es que, finalmente, garanticen el orden público y la tranquilidad ciudadana. Y eso es lo que le corresponde a un senador, como es mi caso, de una región que está viviendo esta situación, enfrentarla sin ningún tipo de ambigüedades. Yo, en esto, no confundo y llamo a la gente a no confundir los problemas sociales que enfrentan las comunidades mapuches, que son los pobres entre los pobres de Chile. Los propios mapuches son los más interesados en que estos hechos terminen, porque saben que así no se resuelven los problemas que hay en la Araucanía.
- ¿Usted diría que el gobierno está trabajando con demasiada lentitud?
-Yo me he reunido en tres oportunidades con el ministro Pérez Yoma y he conversado con él por teléfono, después que visitó la región. Le conté en detalle toda la información que habíamos recogido de la Fiscalía, de las policías y de los vecinos, y él me señaló que iba a hacer todo lo que estuviera a su alcance para los efectos de desarticular a estos grupos minoritarios y, obviamente, lograr desarmarlos, para que la región pueda vivir en paz. Este es un tema de Estado, no es un tema de gobierno u oposición. Yo no fui electo senador en representación exclusivamente de un sector político, soy senador de la Araucanía y, por lo tanto, mi deber es trabajar un tema de tanta importancia, tan delicado, con las autoridades de gobierno que son las llamadas a controlar el orden público.
-¿Entonces están trabajando en coordinación?
-Yo, por lo menos, tengo un contacto permanente con el ministro del Interior, le entrego la información que tengo, le señalo cual es mi visión de los hechos él me señala la suya y creo que un tema así debe tratarse como política de Estado. No es un tema de confrontación gobierno-oposición. Debemos trabajar todos los que somos partidarios de que en la Araucanía se viva en paz y en tranquilidad, y que queremos que los problemas de las comunidades mapuche se resuelvan; también quienes viven en zonas rurales y son mapuche, que también tienen gravísimos problemas económicos. Lo que corresponde es trabajar en conjunto. Siempre van a existir personas que traten de sacar provecho de esta situación. Aquí en la región, contrario a lo que sale en la declaración de Aucán Huilcamán, la gente sostiene que lo que se necesita son acciones eficientes de la Policía y la Fiscalía, con el objeto de desarticular estos grupos que, muchos de ellos, están organizados por personas que ni siquiera son de la comunidad.
- ¿Usted diría que Huilcamán está tratando de sacar provecho político de esta situación?
La verdad es que a mí lo que diga, haga o piense Aucán Huilcamán me tiene sin cuidado, porque él no tiene ninguna legitimidad dentro de la región. Él es una persona que no tiene incidencia ni liderazgo para resolver un tema que la gente estima más apremiante, que es vivir en paz y tranquilidad y lograr resolver los temas sociales pendientes. De manera que su opinión no tiene relevancia y menos me importa a mí.

http://www.elmostrador.cl/modulos/noticias/constructor/noticia_nueva.asp?id_noticia=256371
Publicado por Prensa Indígena Chaskinayrampi